Historia del zorro mutilado

Un hombre que paseaba por el bosque vio a un zorro que había perdido sus patas, por lo que se preguntaba cómo podría sobrevivir. Entonces vio llegar a un tigre que llevaba una presa en el hocico. El tigre ya se había hartado de comer, y dejó el resto de la carne para el zorro.

Al día siguiente, Dios volvió a alimentar al zorro por medio del mismo tigre. El hombre comenzó a maravillarse de la inmensa bondad de Dios y se dijo así mismo “Voy también a quedarme yo en un rincón confiando plenamente en el Señor mi Creador y éste en su infinita misericordia también se apiadará de mi lamentable situación y me proveerá el alimento a diario”.

Así lo intentó varios días pero para su sorpresa y desilusión no sucedía nada y el hambriento hombre estaba casi a las puertas de la muerte cuando oyó una voz que le decía: “Oye, tú que te hallas en la senda del error, ¡¡abre tus ojos a la gran verdad!!. Eres el único responsable de tu realidad. Sigue el ejemplo del tigre y deja ya de imitar al pobre zorro mutilado””.

Tu solo tú eres el responsable de todo cuanto te suceda, por ello es importante aprender a tener pensamientos positivos siempre en tu mente, aprender a manejar mejor tus estados de ánimo, a saber como pasar de de un estado de ánimo poco fructífero para tus negociaciones y a pasar de un estado negativo a uno positivo.
Ahora, pensemos:

  • ¿Qué te pone de buenas?
  • ¿Qué ejercicios realizarías para estar bien?

Estos son algunos tips que te dejo para pensar en positivo:

  • Ver una buena película
  • Observar niños jugando
  • Taller de Risoterapia
  • Bailar
  • Escuchar música movida
  • Patinar, Correr, Brincar, Hacer ejercicio.

y a ti ¿Qué más se te ocurre?